SIN ESCAPATORIA

Esto es un Gallego y un leproso que comparten celda y de repente al leproso se le cae una oreja y la tira por la venta, luego al rato se le cae un dedo y lo mismo … a las dos horas se le cae la nariz e igual la lanza por la ventana.

A lo que el Gallego bastante sorprendido y que estaba viéndolo todo exclama: Son ideas mías… o te estás escapando?