AUTOSTOP

Un camionero que ve a una monja haciendo autostop. Para, la recoge. Y al cabo de un rato le dice: ¿Hermana no siente curiosidad por hacerlo con un camionero?

Ay, esque soy monja así que por delante no, mejor por detrás.

Total que se ponen a ello y al acabar dice el camionero: Hermana tengo que confesarle que no soy camionero, robé el camión y no soy de fiar.

No te preocupes que yo no soy monja, me llamo Manué y voy de Carnaval.