HUMOR FELINO

Esto es un tipo que estaba ya tan harto del gato de su mujer que, una día va e intenta abandonarlo a su suerte. Lo prueba una, y otra, y otra vez, pero el gato siempre sabe volver a casa.

Total que al último intento el marido lo abandona aún más lejos y después de una cuantas horas acaba por llamar a su mujer y le pregunta: ¿Mari, por casualidad volvió el gato a casa solo y por su cuenta otra vez?

Sí. Sí volvió ¿Por qué?

Pues dile al bastardo que se ponga, que me he perdido y no sé como volver a casa.