OFRENDAS DE VIEJITA

Esto que va un viejita en el bus y de repente le ofrece unos pocos cacahuetes al chofer cada 5 minutos. Entonces, después de un rato, el chofer le pregunta: ¿Por qué no se los come Ud.?

La Viejita: No los puedo morder, ¿Ve, no tengo casi dientes?

El Chofer: ¿Y entonces por qué los compra?

La Viejita: Es que me gusta chupar el chocolate que los rodea.

“SINPA” A LA CATALANA

El Camarero: ¿Cómo encontró la comida, Sr. Pujol, le gustó?

Jordi Pujol: Sí Sí, todo muy rico ¿Eh?  Buenu, esto… que Dios se lu pague. Jo me’n vaig. (Y se fue corriendo a toda pastilla).

El Camarero: ¡¡Oiga, que este es un restaurante serio ¿eh? que aquí no se puede ir sin pagar!! (corriendo detrás del tipo).