POR HABLAR

La Mujer: Tengo una bolsa llena de ropa para donar a cáritas.

El Marido: ¿Por qué no la tiras a la basura si ya no te va?, ¿no sería lo más fácil?

La Mujer: Pero, cariño, hay gente muriendo de hambre que tal vez necesite mi ropa.

El Marido: Amor, el que necesite tu ropa no es porque pase hambre precisamente…

(El marido se está recuperando en el hospital de un golpe severo craneo-encefálico)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *